Pasarela

Este sueño refleja que nos hallamos enfrentados a una situación conflictiva cuya única salida la simboliza la pasarela. -Si en lugar de atravesarla la miramos y no nos decidimos a cruzarla indica que nuestra situación se irá deteriorando. -Soñar con una pasarela en un paisaje veraniego es para estar contentos. -Si se trata de una pasarela desvencijada, construida con materiales inverosímiles o muy estrecha indica que tememos por nuestro porvenir. Y todavía peor si hace su aparición la noche o el hielo. -Si caemos desde la pasarela a un río es que seremos arrastrados por las pasiones o instintos. -Si nos caemos en un abismo simboliza la perdición. -Si nos detenemos mientras cruzamos y no llegamos al otro lado o volvemos atrás el pronóstico es incierto por no decir malo.

Permalink: /sonar-pasarela/

Abismo

Soñar que caemos en un abismo es el aviso de que está próximo el final catastrófico de una situación., debido a que las bases sobre las que se asienta nuestra vida, ya sea moral, economica o profesionalemte se estánm derrumbando por resultar falsas o inadecuadas, lo que hace necesario bscar con urgencia que existe de malo en las mismas, para corregirlas y adecuarlas a la verdadera situación.

Solo una vez despiertos, cuando hagamos un análisis lúcido de la situación actual podremos conocer si el peligro es moral, ético económico o prfesional, pues en muchos casos lo que el sueño nos revela es nuestro íntimo temor a ceder a lo que consideramos bajos instintos.

Si soñamos que caemos en un abismo pero logramos salir del mismo, o que nos vemos obligados a curzarlo sobre una debil pasarela, es que exixte una posibilidad de recomponer la situación y recobrar la felicidad, pero todo ello después de grandes difucultades.

Si vemos el abismo pero no llegamos a caer en el es que todavía estamos a tiempo de evitar los males que nos amenazan.

Abismo

Es muy habitual entre los niños, este tipo de sueños, y entre los adultos suele ir acompañado casi siempre de angustia, que denota el miedo a caer en una situación catastrófica. Una vez despiertos, puede ser un buen camino de análisis, indagar las bases sobre las que están asentadas nuestras acciones, ya sea desde el punto de vista moral, económico, sentimental, ect… Puede ser que el sueño nos esté hablando del miedo a ceder a lo que estamos considerando como bajos instintos. Si soñamos que caemos en un abismo pero logramos salir del mismo, o que nos vemos obligados a cruzarlo sobre una débil pasarela, es que existe una posibilidad de recomponer la situación y recobrar la felicidad, pero todo ello después de grandes esfuerzos. Si vemos el abismo pero no llegamos a caernos en él, es que todavía sentimos que estamos a tiempo de evitar los males que nos amenazan.